Dermatología

La Dermatología es una especialidad médico-quirúrgica que se ocupa del conocimiento de la piel humana, las mucosas, los anexos cutáneos y de las enfermedades que primitiva o secundariamente le afectan. Así como de los métodos para la prevención de las mismas y para la preservación o la recuperación de la normalidad cutánea.

La Dermatología, como objeto de especialización dentro del marco de la Medicina, se justifica por una serie de razones de las cuales, las más importantes se encuentra representada para la gran complejidad de la clínica dermatológica, que requiere una dedicación expresa, pero establecida, además, en un amplio conocimiento médico general. 

La dificultad que esto comporta se incrementa aun más por el hecho que, en Dermatología, la caracterización completa de los cuadros clínicos exige la correlación con la morfología microscópica, y por este motivo, la dermatología constituye un ámbito dermatológico esencial, al que tan solo es posible acceder desde un previo y extendido conocimiento clínico.

Efectivamente, en Dermatología, y como consecuencia de que la piel es un órgano externo, la biopsia representa un método diagnóstico básico y rutinario, interpretación de la cual exige el dominio no solo de la morfología microscópica, sino también, y primariamente, de la clínica. 

Los dermatólogos incluyen también la utilización de técnicas terapéuticas especiales, tales como las del tratamiento farmacológico tópico, la aplicación de determinantes métodos de fisioterapia, especialmente diseñados para el uso dermatológico (crioterapia, fototerapia, radiaciones ionizantes de baja penetración, etc.). y, por supuesto, métodos quirúrgicos.





En conclusión, la Dermatología puede ser también definida, de un modo más preciso, como un "órgano-especialidad completa, médico-quirúrgica que comprende la piel, anexos cutáneos, mucosas dermopapilares y configuración externa relacionada". Por otra parte, en casi todos los países, incluido el nuestro, las enfermedades venéreas o enfermedades de transmisión sexual han pertenecido, tradicionalmente, al área de actuación de la Dermatología, hecho que se explica por una serie de razones, de las que deberíamos destacar el hecho de que la clínica de estas enfermedades es en gran parte, clínica dermatológica, siendo también los dermatológicos, muchos de los problemas diagnósticos que estas enfermedades plantean.

Respecto a los fundamentos de la Dermatología, esta tiene sus bases más inmediatas en el conocimiento médico general, ya que no existe área de este conocimiento que pueda ser ajena al interés dermatológico. Se debe recordar lo que suponen a la Dermatología, la Inmunología y la Alergia, la Microbiología, la Parasitología en general y en particular la Micología, la Genética, la Citopatología y la Histopatología, la Farmacología, etc. I por supuesto, la Medicina Interna y la patología quirúrgica. 

Es evidente que la Dermatología Médico-Quirúrgica y Venereología tienen con otras especialidades, áreas fronterizas, en las que sus campos o sus respectivos objetivos se superponen o coinciden. Pero eso sucede no solo con la Dermatología, sino también con todas las especialidades de la Medicina, siendo inevitable y necesario que sea así, ya que la parcelación del conocimiento médico no puede romper la coherencia de este, ni desvincular completamente parcelas de otros. 


Responsable Dermatología

Dr. Ramón Torné Escasany


​​​​​​​ Dermatología

  • Teléfono: 93 254 50 50
  • Ext.: 8050
  • Horario (At. Telefónica):

> Lunes a jueves: 8:00-19:00h

> Viernes: 8:00-15:00h





Subir arriba